Skip to Content (Press Enter)

Wednesday, October 6, 2021

Mensaje de la directora médica - Conciencia del cáncer de mama

Durante el último año y medio se nos ha recordado constantemente que hay muchos factores en la vida que no podemos controlar. Esto también es cierto dentro de nuestros propios cuerpos.

Aunque hay muchos aspectos de nuestra salud que podemos controlar, hay factores como la genética, la exposición a sustancias químicas o radiaciones, el envejecimiento que están completamente fuera de nuestro control y pueden conducir al cáncer.

Incluso si alguien lleva un estilo de vida perfecto, al comer una dieta nutritiva, hacer ejercicio con regularidad, dormir bien, mantener un peso saludable, evitar sustancias como el tabaco y el exceso de alcohol, y minimizar el estrés nocivo, el cáncer aún puede desarrollarse. Es injusto y sucede todos los días.

Todas las mujeres corren el riesgo de desarrollar cáncer de mama independientemente de un estilo de vida saludable o la falta de antecedentes familiares. El cáncer de mama es el cáncer más prevalente en todo el mundo y representa 1 de cada 8 nuevos diagnósticos de cáncer. La mayoría de las mujeres (85%) que desarrollan cáncer de mama no tienen antecedentes familiares. Dado el riesgo generalizado de cáncer de mama, lo más importante que podemos hacer para combatirlo es hacernos una prueba de detección. Las mujeres de 50 a 74 años con riesgo promedio de cáncer de mama deben realizarse una mamografía de detección cada 2 años. Algunas mujeres pueden necesitar exámenes de detección antes, según los factores de riesgo individuales.

No todas las personas con cáncer de mama presentan síntomas, pero existen varias señales de advertencia que deben analizarse con su médico. Estos síntomas incluyen bultos o dolor en los senos o axilas, cambios en el tamaño o la forma de los senos, cambios en la piel del seno o del pezón y secreción inusual o con sangre del pezón. Estos síntomas también pueden ser signos de cáncer de mama en los hombres y deben tratarse con un proveedor de atención médica lo antes posible.

No podemos controlar todos los factores de riesgo del cáncer de mama, pero podemos controlar si nos hacemos o no las pruebas de detección recomendadas. Aunque la detección en sí no previene el cáncer de mama, es una herramienta fundamental para detectar el cáncer en sus primeras etapas cuando se puede tratar de manera más eficaz. Si tiene 50 años o más y nunca se ha hecho una mamografía o no se ha hecho una en más de 2 años, llame al consultorio de su médico hoy para programar una.


Author(s)

  • Rosemary Ku, MD/MBA/MPA